SISTEMAS CIP

Un sistema móvil de limpieza para la higienización y esterilización de contenedores y tuberías es un equipo diseñado para limpiar y desinfectar de manera eficiente y efectiva los recipientes de almacenamiento, como tanques, contenedores y tuberías utilizados en diversos sectores industriales, como la industria alimentaria, farmacéutica y química.

El sistema móvil de limpieza generalmente consta de los siguientes componentes principales:

  1. Unidad de bombeo: Esta unidad se encarga de generar la presión necesaria para llevar a cabo el proceso de limpieza. Puede ser un motor de combustión interna, un motor eléctrico o una bomba hidráulica.
  2. Sistema de suministro de agua: Proporciona el agua necesaria para la limpieza. Puede incluir un tanque de agua a bordo o conectarse a una fuente de agua externa.
  3. Sistemas de filtración y calentamiento: El agua utilizada en el proceso de limpieza generalmente se filtra y se calienta para mejorar la eficiencia de la limpieza y garantizar la eliminación de bacterias y microorganismos no deseados.
  4. Boquillas y lanza de lavado: Estos componentes son responsables de la dispersión del agua a alta presión en los contenedores y tuberías a limpiar. Las boquillas pueden tener diferentes formas y tamaños según el tipo de limpieza requerida.
  5. Sistema de control: Un panel de control o consola permite al operador controlar el flujo de agua, la presión, la temperatura y otros parámetros durante el proceso de limpieza.

El funcionamiento del sistema móvil de limpieza implica los siguientes pasos:

  1. Preparación: El operador prepara el equipo, asegurándose de que esté conectado a una fuente de agua adecuada y que todos los componentes estén en funcionamiento.
  2. Pre-lavado: Se realiza un pre-lavado para eliminar los residuos más grandes y visibles de los contenedores y tuberías.
  3. Aplicación de detergente/desinfectante: Se aplica un detergente o desinfectante adecuado al interior de los contenedores y tuberías para eliminar la suciedad, las bacterias y otros microorganismos.
  4. Lavado a alta presión: Se utiliza agua a alta presión, suministrada a través de las boquillas y la lanza de lavado, para limpiar y desinfectar a fondo los contenedores y tuberías. La presión y el patrón de pulverización pueden ajustarse según sea necesario.
  5. Enjuague: Después del lavado a alta presión, se realiza un enjuague con agua limpia para eliminar cualquier residuo de detergente o desinfectante.
  6. Secado: En algunos casos, se puede utilizar un sistema de secado para eliminar el exceso de agua y acelerar el proceso de secado de los contenedores y tuberías.

Es importante seguir las pautas de seguridad y las instrucciones del fabricante al utilizar un sistema móvil de limpieza para garantizar una limpieza efectiva y segura de los contenedores y tuberías.